Venezuela dice  presente en los juegos olímpicos de Tokio

Son cuarenta y cuatro (44) los venezolanos que tendrán la responsabilidad de representar al país en la cita más importante del deporte mundial.

Desde hoy y hasta el ocho (08) de agosto los venezolanos seguirán al detalle el desempeño de la delegación nacional, una de las más bajas en número de atletas clasificados en su historia, en lo que será la celebración de los juegos olímpicos de Tokio.

La justa, hubo de ser reprogramada el año pasado por la aparición del covid-19. Sin embargo esta edición se disputará bajo el estado de emergencia sanitaria decretado hace pocos días por las autoridades  japonesas.  La no presencia de público en los distintos recintos de competencia es una de las medidas más drásticas y lógicas que se cumplirán a rajatabla.

Venezuela cruzará los dedos para que en medio de la debacle nacional algunos de sus deportistas destaquen o se hagan de algún diploma o  medalla que sirva como especie de bálsamo colectivo.

También es penoso recordar que el Estado poco valora a sus glorias deportivas  y para la muestra un botón y las jornadas como repartidor de comida que ha tenido que sacar adelante el esgrimista Rubén Limardo en Polonia a pesar de ser medallista de oro en los juegos olímpicos de Londres 2012. Sí, aunque usted no lo crea.

 Con posibilidades reales.

Yulimar Rojas en salto triple, Antonio Díaz en kárate, Robeilys Peinado en salto con garrocha y Daniel Dhers en ciclismo BMX freestyle son quizás las mejores opciones venezolanas de podio en estas olimpíadas. Especial atención generará entre el público andino los combates de los boxeadores   vigienses  Yoel Finol y Nalek Korbaj.

Familia olímpica.

Por su parte los nadadores Alfonso Mestre y Alberto Mestre Jr. (hermanos) también intentarán como su padre (Moscú 1980) lucir con orgullo el tricolor nacional en unos juegos olímpicos. No es un detalle menor presenciar que tres (03) miembros de una  familia venezolana estén logrando esto.

Al país no le alcanzó para llevar a Tokio representantes en disciplinas como el baloncesto o el fútbol pero en lo que a materia de disciplinas de conjunto se refiere La Vinotinto del voleibol tratará de dar la cara.

Habrá que averiguar también en cual plataforma comunicacional estará esta vez el profesor Robert Rodríguez para escuchar sus exquisitos  comentarios (con escuela) en la descripción de las diferentes competiciones donde por ejemplo se llamaba  con anticipación a las distintas embajadas para conocer la grafía y la pronunciación exacta de cada atleta o de cada sede. 

Durante las próximas dos semanas el espíritu de Rafael Vidal en Los Ángeles  1984 y el de Francisco “Morochito” Rodríguez en México 1968 se volverá a hacer presente. El deporte, como no, una vez más aglutinará a los venezolanos entorno a un objetivo común. El de fortalecer una identidad minada durante las últimas dos décadas. Que Dios reparta 幸運な.

 Luis Alberto Morales

CNP 23.806

23 de julio de 2021