(Prensa Apucv)  “El elemento real de esta concentración tiene que ver con la ausencia de salarios dentro de esta institución que le permita vivir al profesorado y a todos los trabajadores, y cumplir con todas las necesidades básica de su familia”, expresó Víctor Márquez, Presidente de la APUCV.

Agregó que en este momento todos los profesores y trabajadores están viviendo una situación de miseria que se ha ido acentuando con el proceso inflacionario de la economía en el país.

“El incremento salarial recientemente otorgado es una burla a los trabajadores universitarios. El gobierno continúa afectando el sistema educativo y pretende una reincorporación de actividades que no es posible en ninguna de las condiciones actuales.

Necesitamos un salario que nos alcance no solo para vivir, para comer, sino que nos garantice la salud a todos. Ya basta de miseria, ya basta de sueldos de hambres”, indicó Márquez.

Llamó a la comunidad universitaria a movilizarse en defensa de la universidad venezolana.

Por su parte, los representantes de los otros sindicatos señalaron que actualmente, en medio de la pandemia derivada de la COVID-19, todos los universitarios están en situación de pobreza extrema. Ningún trabajador percibe remuneraciones que alcancen para cubrir los gastos de alimentación de un día ni los gastos de transporte para dirigirse a la institución.

Aseguraron que esta precariedad se refleja en la pérdida del capital humano de la institución. Cálculos preliminares indican que casi la mitad de los trabajadores han renunciado a la universidad o han solicitado algún tipo de permiso para ausentarse de ella.

Para finalizar anunciaron su respaldo a la acción de protesta nacional convocada por varios gremios del país para el próximo 18 de noviembre.

12-11-2020