Voluntad Popular-Mérida puede ser elemento unificador de esa lucha por la recuperación de la democracia

A propósito de la acción ilégitima ejecutada por el TSJ de Nicolás Maduro la tarde de este martes mediante la cual se suspendió a la dirección nacional del partido Voluntad Popular, y nombró una junta directiva ad hoc encabezada por el dirigente de VP José Gregorio Noriega, vicepresidente de la Asamblea Nacional presidida por Luis Parra, a quien el oficialismo y algunos opositores disidentes reconocen en ese cargo.

En este sentido la dirección en Mérida de la tolda naranja liderizada por el Diputado a la Asamblea Nacional Lawrence Castro y en esta oportunidad en la vocería del coordinador regional de Organización Héctor Azuaje y demás integrantes de la gran maquinaria naranja en el estado salieron al paso repudiando esta acción que carece de legalidad rechazaron de manera categórica esta acción. Prensa VP Mérida

A continuación, el comunicado:

El día de ayer, al igual que lo hicieron con nuestros hermanos de Acción Democrática, Primero Justicia, Bandera Roja, Copei y la Causa R, el bufete del Psuv, también conocido con las siglas de TSJ, procedió a dictar una sentencia espuria mediante la cual le otorga el uso de nuestras siglas y nuestra institucionalidad, cual si se tratara de un partido de maletín a tres alacranes aliados del chavismo, que fueron expulsados de nuestra organización por públicos y notorios actos de corrupción en connivencia con traficantes del poder que todos los venezolanos conocen. Para ellos no tenemos más palabras que las que expresan la condena pública que les ha reservado un lugar en el basurero de la historia.

Lamentablemente se aliaron con un régimen, que no es otra cosa que el coronavirus de la política latinoamericana, que a donde va llegando solo deja tristeza, desolación, enfermedad y muerte.

En contraste, debemos agradecer las innumerables muestras de solidaridad y apoyo de parte de los partidos políticos, movimientos, organizaciones y agentes sociales transformadores hacía Voluntad Popular, su dirigencia, su equipo nacional, equipos regionales, municipales, parroquiales y juventudes. Sus expresiones nos ratifican que la lucha por la democracia tiene grandes defensores en Venezuela.

Es en ese sentido que aprovechamos este difícil momento de nuestra historia republicana para enfocar un mensaje de transformación en relación a lo siguiente:

Propugnamos por la Unidad Histórica de los partidos y organizaciones políticas, basada en un gran acuerdo republicano que reimpulse la unidad organizacional, que es nuestra mejor defensa ante la dictadura en cualquier escenario de lucha.

Invitamos a todos nuestros hermanos de lucha democrática a hacer lo necesario para atraer hacia nuestra causa a todas aquellas personas que apuestan salidas basadas en intervenciones armadas inventadas por la retórica violenta del chavismo, o que tienen razonables dudas sobre lo que proponen organizaciones en las que militan y que están buscando participar en elecciones en las que nadie confía.

En tal sentido proponemos generar una acción política unitaria que permita visibilizar los anhelos de los trabajadores de la salud, de los docentes, de los estudiantes, de los empleados públicos, de los trabajadores informales, de los mototaxistas, de los agricultores y de todos nuestros hermanos y hermanas en el exilio por volver a vivir en un país de progreso, justicia y bienestar; es decir, LA MEJOR VENEZUELA.

Estamos convencidos que Voluntad Popular puede ser elemento unificador de esa lucha por la recuperación de la democracia: como lo han señalado nuestro líder Leopoldo López y el Presidente Juan Guaidó, nuestra nueva independencia.

Por eso mantenemos nuestro llamado a construir capacidades organizativas para derrotar a la tiranía y sus aliados en todos los terrenos políticos, incluyendo en el de unas elecciones libres, justas y verificables, en donde se respete el derecho de las personas a decidir a través del voto universal, sin instituciones secuestradas por sentencias judiciales, con un árbitro electoral al servicio de los venezolanos y no de un pranato político. Es decir, no avalaremos ni participaremos en una farsa electoral.

Y es que en todos los lugares de Venezuela, de nuestro estado, del Páramo, del Mocotíes, de la Panamericana, de los pueblos del sur y del área metropolitana donde exista el anhelo de construir una sociedad donde todos los derechos sean para todas las personas, ahí está Voluntad Popular. Seguimos en la lucha. Venezuela cuenta con la familia naranja.

NDP 08-07-2020-