Al Filo de La Verdad: ¿Flexibilidad turística?

Por: Giovanni Cegarra…

En medio de la cuarentena radical y flexible, la baja calidad en la prestación de los servicios de agua potable, gas, luz, escasez de efectivo, fallas del internet y puntos de venta, la escasez de gasolina, por citar algunos factores elementales, hablar de flexibilidad turística, suena a Isla de La Fantasía.

¿Flexibilidad turística?, la pregunta de las mil lochas.

Los Empresarios y Prestadores de Servicios Turísticos, preparados están, en cuanto a prevención sanitaria, ofrecer atención y servicio, entre otras alternativas de recreación y esparcimiento en sus instalaciones hoteleras, posadas, etc., a quien (es) quizás, puedan venir a Mérida, solo un gran detalle, entre otros, como viajar sin garantía de poder abastecerse de combustible, sin seguridad vial, “ahí está el detalle” como lo decía, el hoy extinto Mario Moreno “Cantinflas”.

El tema de la gasolina, hace pensar, como arriesgarse a viajar, gozar de flexibilidad turística, si no se tiene, garantía de nada, para hacerlo con confianza.

La realidad país, duele decirlo, no da confianza para hacer turismo a nivel nacional, salvaría la parte, hacer turismo de casa, interno, entre ciudades vecinas, propuesta que nace en el seno del gremio turístico merideño, eso sí, con la esperanza de poder lograr abastecerse de gasolina, gozar, entre otros servicios, de agua, luz, gas, a más ver y soñar despierto, con todo y la voluntad y esfuerzo de Empresarios y Prestadores de Servicios Turísticos Regionales. Amanecerá y veremos, con Dios.