Alianza de Cáritas Mérida y Cisp benefició a 792 personas en el Páramo 

792 personas del Páramo merideño recibieron consultas médicas gratuitas gracias a la alianza de Cáritas Arquidiocesana y el Cisp (Comitato Internazionale per lo Sviluppo dei Popoli), durante tres días de actividad y con el apoyo de las Cáritas Parroquiales de Santo Domingo y San Rafael de Mucuchíes.
 
Luego de varios días de actividad en el municipio Libertador de Mérida y con un gran número de beneficiados, el personal de Cáritas y el Cisp se trasladó a los municipios Cardenal Quintero y Rangel para apoyar a estas comunidades que actualmente, por la cuarentena y la escasez de combustible no han podido trasladarse a la capital del Estado para recibir consultas médicas especializadas y cumplir con sus tratamientos. 
 
Santo Domingo 
El operativo inició el jueves 18 de junio y concluyó al día siguiente con 173 adultos y 233 niños atendidos. En esta oportunidad, la alianza contó con el apoyo de un psicólogo, quien atendió 29 personas. 
 
Para un mayor número de beneficiados, Cáritas Parroquial Santo Domingo, logró habilitar el servicio de odontología para esa jornada médica, alcanzando así, otros 82 pacientes atendidos. 
 
El padre Jean Carlos García, párroco de Santo Domingo señaló que “comunidades vulnerables y de la periferia de la parroquia fueron atendidas gracias a Dios y al gran equipo que brindó este apoyo. También Cáritas Santo Domingo contó con la alianza de la Clínica Agua Linda, que prestó el servicio de odontología, el cual abarcó un gran número de la población para este hermoso servicio”. 
 
San Rafael de Mucuchíes 
A esta parroquia se sumó el apoyo del personal médico de Cáritas Mérida, el cual inició las atenciones el viernes 19 de junio. Al final de la jornada, el sábado 20, 133 adultos y 120 niños recibieron un chequeo general y la entrega de medicamentos. Mientras que otras 12 personas recibieron apoyo psicológico. 
 
Esta Cáritas Parroquial, por iniciativa propia y con el apoyo del personal de salud, realizó exámenes de glicemia y despistaje de hipertensión arterial en los 133 adultos atendidos, sumando otro beneficio a su comunidad.  En simultáneo, el equipo llevó a cabo su proyecto semanal, denominado “Alimentando con amor y esperanza”, que consiste en la entrega de almuerzos a las familias más vulnerables. 
 
En ambas parroquias el equipo del Cisp y Cáritas Mérida entregó los medicamentos requeridos por los pacientes de consulta general y pediátrica, para reducir, de alguna manera, las necesidades de los pacientes atendidos. Departamento de Comunicación de Cáritas Mérida.- Sariana Toro, pasante Unica