Asesinado manifestante por impacto de lacrimógena en el pecho

Un joven de 17 años de edad murió tras ser impactado por una bomba lacrimógena disparada a quemarropa en la avenida Francisco de Miranda. En el lugar, efectivos de la Policía Nacional Bolivariana reprimieron brutalmente a la altura de Chacao, Chacaíto y El Rosal.

Tras el impacto, al joven se le veían las costillas. Debido a la gravedad de las heridas, integrantes de la Cruz Verde lo asistieron e intentaron reanimarlo, para luego trasladarlo a la clínica El Ávila, a la que llegó sin signos vitales.  

La víctima fue identificada como Neomar Lander, confirmó Carlos Paparoni, diputado a la Asamblea Nacional.

«¿Cómo duermen cada día que matan a un chamo? Es horrible ver a alguien morir, que intentan reanimarlo sabiendo que no hay nada que hacer», lamentó el parlamentario Miguel Pizarro en declaraciones a la prensa desde la avenida Francisco de Miranda.