Operativo cierre de comercios en Mérida

Durante los días radicales establecidos en  la pandemia, donde debemos estar más guardaditos en nuestras casas, vemos cómo los oficiales deben mandar a cerrar los negocios, barberías, peluquerías, ventas de repuestos, es decir, todos esos locales que no vendan alimentos.

Los ciudadanos no se quejan por mandar a cerrar sino por la manera cómo lo hacen, no lo hacen bien, ya que amenazan al dueño del negocio con decomisarles la mercancía o quitarles sus permisos y a veces lo hacen con malas palabras e insultos.

En una ocasión, se observó cómo un motorizado metió su vehículo en un negocio del centro de la ciudad, para que el dueño hiciera caso y cerrara, porque no tenía permitido abrir ese día. Eso no se debe hacer, porque la autoridad debe dar buen ejemplo.

Lo que tienen que saber los oficiales es que los ciudadanos deben salir a trabajar todos los días para llevar la comida a su casa y por eso, se les pide que lo hagan con un poco más de amabilidad y respeto y no abusen de su poder.

Los comerciantes deben saber que también los oficiales están cumpliendo con su trabajo de mandar a cerrar los negocios que no tienen permitido abrir durante esas semanas radicales, por ello, debemos tener más respeto y consideración unos a otros para todos juntos  poder superar esta crisis y sobrellevar de la mejor manera esta pandemia que azota al mundo entero.

Marco Antonio Sosa Villamizar.

Estudiante de 4to grado. U.E. Monseñor Santiago Hernández Milanés. Mérida.

11-04-2021 (14)