La Arquidiócesis de Mérida y la Universidad de Los Andes, dos instituciones unidas históricamente por la figura de Fray Juan Ramos de Lora, celebraron los 300 años del natalicio del visionario fraile franciscano que nació el 23 de junio de 1.722 en Sevilla, España.

En el marco del Centenario de elevación de Mérida a Arquidiócesis se realizó esta celebración organizada por la Parroquia Universitaria Jesús Maestro. Este miércoles 22 de junio se realizó una magistral conferencia en la Capilla Universitaria titulada “Fray Juan Ramos de Lora, una espiritualidad Franciscana” estuvo a cargo del Rector del Seminario San Buenaventura de Mérida, Pbro. Julio César León.

Nada más propicio, que fuera el Rector del Seminario de Mérida, sacerdote con una buena trayectoria, además catedrático y profesor de la Universidad de Los Andes, el encargado de esta primera magistral conferencia por haber sido Fray Juan Ramos de Lora el fundador de aquella Casa de Formación hace 237 años y Primer Rector del Seminario.

Dijo el Pbro. Julio César León que Fray Juan Ramos de Lora fue un apóstol de Cristo que vino por Mandato Divino a servir a Dios en este hermoso paraje andino que nos abrió el camino para insertar a nuestra hermosa ciudad en el camino de la creencia y la virtud a partir del temor a Dios, como lo reza el lema del escudo de la Universidad de Los Andes.

Este fraile Franciscano debió tener en mente la fundación de una Casa de Formación ya que apenas un mes después de haber llegado a la ciudad construyó las bases de lo que sería posteriormente el hoy Seminario de San Buenaventura de Mérida y el origen de la Universidad de Los Andes.

Resaltó el Rector del Seminario que el nombre de Fray Juan Ramos de Lora nos invita a hacer referencia de forma inmediata a la ciudad de Mérida, a la Arquidiócesis, al Seminario San Buenaventura y a la Universidad de Los Andes, signos claros y precisos del gentilicio merideño.

El jueves 22 de junio, día del natalicio de Fray Juan Ramos de Lora, se realizó otra conferencia magistral, en la Capilla Universitaria, a cargo del Dr. Ricardo Contreras, titulada “Fray Juan Ramos de Lora, Constructor de Iglesia y Sembrador de Cultura” fue realmente una exposición magistral donde la fe y la cultura se entrelazaron para brindarnos una joya histórica de la trayectoria del ilustre fraile franciscano.

Expresó el Dr. Ricardo Contreras en su exposición que, en el concierto de los responsables de la identidad merideña, la obra de Fray Juan Ramos de Lora, primer Obispo de Mérida, tiene un peso particular y tan determinante que hace imposible definir a Mérida sin mencionar al fraile Franciscano.

Dijo que el Excelentísimo Cardenal José Humberto Quintero, definió a Fray Juan Ramos de Lora como el Padre de la Cultura en el occidente venezolano.

El Dr. Contreras afirmó que, con la concreción del Seminario de Mérida, también origen de la Universidad de Los Andes, Fray Juan Ramos de Lora colocó una piedra angular en la construcción de la cultura, pues Mérida llegó a convertirse en una ciudad universitaria, una cualidad que se proyecta en la identidad merideña, con proyección a todo el país.

En muy poco tiempo, ya que su estado de salud no se lo permitió, el primer Obispo de Mérida, el Eminentísimo Fray Juan Ramos llegó a convertirse en Constructor de Iglesia y Sembrador de Cultura.

Después de la magistral conferencia se celebró una Solemne Eucaristía en acción de gracias por los 300 años del natalicio de Fray Juan Ramos de Lora, Primer Obispo de Mérida

La ceremonia fue presidida por Mons. Helizandro Terán Bermúdez Arzobispo Coadjutor, concelebrada por Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz Obispo Auxiliar, Pbro. Alexander Rivera Vicario General de la Arquidiócesis de Mérida, Párroco de la Universidad de Los Andes y anfitrión de la celebración, el Rector del Seminario San Buenaventura Pbro. Julio César León, el Pbro. Rafael Viloria Vicerrector Académico del Seminario, el Pbro. Ricardo Vielma Secretario de los Obispos y una nutrida representación de seminaristas.

En la homilía, Mons. Helizandro Terán, invitó a centrar nuestras vidas en Cristo para poder tener el discernimiento necesario para poder actuar conforme a su espíritu y poder revestirnos de una autoridad como la de Jesús al llevar un estilo de vida coherente y ejemplar, centrar la vida en Cristo fue el gran ejemplo que nos deja hoy Fray Juan Ramos de Lora quien centrado en la vida en Cristo fue lo que los trajo como misionero a nuestro continente y a nuestra ciudad en 1785.

Haciendo historia, Mons. Terán dijo que, fue realmente el 14 de septiembre de 1786 cuando se creó formalmente, por Real Orden, el Seminario Conciliar en el antiguo Convento de los Fanciscanos. El 1ro. de noviembre de 1790, Ramos de Lora bendijo e inauguró el Seminario Tridentino de San Buenaventura.

Así se inició la formación de los futuros sacerdotes, pero las ambiciones del Obispo Ramos de Lora iban más allá, él quería que los estudios cursados en el Seminario fueran convalidados en cualquier universidad o audiencia, esto fue el germen u origen de la futura y gloriosa Universidad de Los Andes.

El fruto de todo este trabajo que soñó y empezó a hacer realidad Fray Juan Ramos de Lora, lo recogieron los obispos sucesores quienes continuaron con su labor, inmortalizada en el alma de la ciudad de Mérida, por la figura de este gran hombre, su Primer Obispo, apasionado por la cultura y por la formación del clero.

Tanto en la Eucaristía como en la conferencia estuvieron presentes las autoridades de la Universidad de los Andes, directores de dependencias universitarias, la Dra. Ana Hilda Duque Directora del Archivo y Museo Arquidiocesano y personal del mismo, profesores universitarios, seminaristas y fieles en general.

Esta fue una gran celebración por parte de la Arquidiócesis de Mérida de los 300 años del natalicio de Fray Juan Ramos de Lora en el marco del Centenario de elevación de Mérida a Arquidiócesis hecho ocurrido el 11 de junio de 1923.

Freddy Criollo Villalobos

Fotos: Leo León-@leoperiodista

Comunicación Continua

24/06/22