comunicArte: Monteverdi y el nacimiento del drama musical

Saludos Amigos!

Evocar los aniversarios de los grandes compositores nos permite medir el sitio de la cultura en los siglos pasados. Los siglos pasan, las civilizaciones desaparecen, pero, la cultura permanece en la eternidad. Las pirámides del Cairo aún nos hablan de la civilización egipcia, los templos griegos y las obras filosóficas de los grandes pensadores griegos siguen mostrándonos la inteligencia del pueblo que dio vida a la democracia, y los templos piramidales mayas son testigos de una de las civilizaciones más ricas de la historia de la humanidad.

El continente europeo se construyó durante unos siglos gracias a una sed inagotable de cultura, de arte, de música. A la época, los gobernantes (reyes, príncipes, duques…) se nutrieron de cultura, apoyaban a los artistas reconocidos y practicaban frecuentemente un instrumento. Sin el apoyo incondicional de príncipes, familias nobles o riquísimas como la famosa Medicis en Italia, unos artistas como el pintor Michelangelo no hubiesen podido expresar su genio. Y es el caso de la mayoría de los grandes de la historia del arte hasta el siglo XX, que cambió radicalmente su postura frente al arte, frente a la cultura.

En el 2017, celebramos el 450 aniversario del nacimiento de un personaje fuera de lo común, Claudio Monteverdi, que puede ser considerado, de cierta manera, como el primer gran compositor de la historia de la música occidental, es decir, como el punto de partida de una gran línea de artistas. Nacido en 1567 en la ciudad de Cremona en Italia (famosa por su lutheria), Monteverdi recibió a partir de 1590 el apoyo del Duque de Mantoue (Italia) y pertenece a esta generación que marca la transición entre el movimiento del Renacimiento y la época Barroca, que nos ha dejado obras excepcionales en todas las disciplinas artísticas.

Compositor de motetes y madrigales (piezas vocales cantadas sin el apoyo de instrumentos) Monteverdi tuvo un rol muy destacado en la evolución de la música, especialmente en su aspecto dramatúrgico. Tras un siglo de intensa polifonía vocal, de gozo musical gracias al cruce de las líneas vocales (mezcla de lo espiritual y lo sensual), Monteverdi busco la expresión propia de la palabra, de su afecto, a través de unas figuras musicales que poco a poco van a enriquecerse para formar una verdadera retorica musical, a semejanza de la retórica filosófica que los griegos habían desarrollado.

En la historia de la música, la obra “Eudirice” de Giaccomo Peri compuesta en 1600, está considerada como la primera ópera escrita. Sin embargo, “El Orfeo” de Monteverdi, creado en 1607, ofrece un discurso mucho más innovador, mas inventivo y puede ser reconocido como el verdadero primer drama musical. Como Orfeo, el compositor perdió a su esposa poco tiempo después de la creación de su ópera.

Desde 1613 hasta el año de su muerte en 1643, Monteverdi será el maestro de capilla en la famosa basílica San Marco de Venecia, creando numerosas obras religiosas de primer nivel. En 1632, es ordenado sacerdote y consagró los últimos años de su vida a la composición de obras teatrales, las cuales en su mayoría se perdieron, excepto el famoso “il ritorno d’Ulisse en patria” (1640) y la incomparable “La incoronazione de Poppea” escrita 1643. En sus últimas obras, uno siente la preocupación en la caracterización de los personajes, de la profundización psicológica, marca de fábrica de un genio del teatro, del drama, en el sentido más moderno del término.

A continuación, les dejo descubrir unas obras, que a pesar del tiempo, nos hablan con emoción de una época en la cual el arte era una de las piedras angulares de la humanidad…

Hasta luego!

Christophe Talmont

Director Musical

Orquesta Sinfónica de la Universidad de Los Andes.

-Lamento de la ninfa

https://youtu.be/wAPxEW16SCA

-Altri canti d’ amor

https://youtu.be/Ctci_zhGhvY

-Vespro della Beata Vergine» 

https://youtu.be/QJIwFO9A1f8

-l’Orfeo

https://youtu.be/sKD1qUVJJBU