Construyendo ciudadanía

Ocuparse de los asuntos públicos no solo es competencia del Estado; los ciudadanos, en pleno conocimientos de sus derechos y deberes, también deben velar por el bien común. Se puede construir ciudadanía desde el seno de las comunidades para ejercer plenamente nuestros derechos, a partir del rescate de los valores, manteniendo una conciencia reflexiva y crítica, donde puedan manifestarse pacíficamente contra aquellas decisiones que sean injustas.

Un buen ciudadano debe involucrarse con los problemas de su comunidad, debe ser solidario, cooperativo, defender la democracia como el mejor sistema político que garantiza los derechos humanos, ya que sistemas como el populismo, socialismo y totalitarismo los vulneran.

Hay infinitas acciones o iniciativas asumidas directamente por los ciudadanos organizados, que sirven para orientar la acción del Estado en la formulación y ejecución de políticas públicas que resulten eficientes.

En Venezuela la presencia de la sociedad civil y la participación ciudadana son fundamentales en la exigencia de la separación de poderes, la libertad de expresión,  el respeto por los derechos humanos, porque donde se atente contra cualquier derecho no existe democracia; también, la exigencia del respeto a la propiedad privada, el estado de derecho, la transparencia y rendición de cuentas en la gestión pública, el uso eficiente de los recursos públicos, y la lucha contra la corrupción.

De igual modo, hacer exigencia para que en los medios de comunicación solo se censuren la intolerancia hacia los activistas de derechos humanos y los discursos que generen odio entre los sectores de la población; que los medios no se presten para difundir un solo discurso, sino que haya libertad de pensamiento.

Sin embargo, antes de rescatar el derecho a vivir en democracia, debemos rescatar los valores, para poder defender la dignidad humana. Erradicar de nuestros pensamientos lo negativo y activarse en el fortalecimiento ciudadano. Trabajar para hacer realidad nuestros sueños colectivos, el bien común, anhelar la satisfacción de las necesidades básicas, pero participando en la discusión de los asuntos públicos, interviniendo en las decisiones para llegar a acuerdos y entre todos encontrar una solución para resolverlos.

Saber que el Estado debe estar al servicio de su gente, y debe respetar la opinión pública, además de obedecer lo que establece la Constitución y todo el marco legal vigente, facilitar las relaciones entre los gobernantes y el pueblo, permitiendo la participación de los ciudadanos y no imponiendo instituciones paralelas a las elegidas por el pueblo, por el contrario, trabajar por recuperar las instituciones donde prevalezca lo que manda el pueblo.

Se atenta contra la paz y la democracia, cuando vemos que en un país no se acepta el pluralismo, hay crecimiento de la pobreza, colapsan los sistemas públicos de salud y educación, además de los servicios públicos como electricidad, agua potable, transporte, gas doméstico, telefonía y conectividad; cuando se reducen las oportunidades de un trabajo digno, cuando hay un aumento sostenido de la inflación, altos índices de desnutrición y deserción escolar, aumento de la inseguridad ciudadana y violaciones de derechos humanos, migración forzada y desplazamiento.

Construir ciudadanía es participar uniendo esfuerzos para recuperar la democracia en el país, pero también siendo más empáticos, justos y respetuosos. Para ello, la educación y la conciencia ciudadana, son pilares fundamentales para el crecimiento humano y en consecuencia, el crecimiento económico del país.

 

amvs286@gmail.com                

08-04-2021 (39)