jueves, julio 18, 2024

Coro de Niños y Jóvenes ULA realizó concierto navideño en sus 30 años

Con un concierto especial navideño, el Coro de Niños y Jóvenes de la Universidad de Los Andes celebró sus 30 años de creación en el Aula Magna del Edificio Rectorado, en un significativo acto celebrado este viernes 4 de diciembre en horas de la noche.

Esta agrupación, adscrita a la Dirección General de Cultura y Extensión de la ULA, deleitó al público asistente con inéditos cantos de Navidad. Lo acompañó en este aniversario la Orquesta Típica Merideña y el Coro Infantil Riquirán.

Su actual directora, Silvia Andrades Grassi, manifestó su orgullo por poder celebrar este aniversario en un coro al que ella perteneció en su etapa infantil y juvenil. “Estamos contentísimos porque hicimos un repertorio navideño muy variado y alegre. No hay mejor manera de celebrar estos 30 años que haciendo resonar el recinto más importante de la universidad, como lo es el Aula Magna”.

Andrades indicó que a poco tiempo de cumplir un año dirigiendo el coro, son muchas las ganas de continuar con este trabajo y seguir adelante, apoyando a estos niños para que se desarrollen como una gran agrupación que representa dignamente a la ULA.

Para los integrantes de la Orquesta Típica Merideña fue un placer compartir los 30 años del Coro de Niños y Jóvenes de la ULA en el Aula Magna. Jesús Parada, director encargado de la orquesta, manifestó su agrado por compartir con las dos agrupaciones dirigidas por Marianela Vale y Silvia Andrades.

“Fue una experiencia muy bonita y la receptividad de la gente fue muy espontánea, eso se sintió, así como los niños que dieron lo mejor de sí para que este concierto fuese un éxito. Contamos con muy pocos ensayos pero realizamos una labor muy técnica con las directoras, nos reunimos con el pianista acompañante, la disposición de los niños y los representantes garantizó el éxito de la actuación”, indicó Parada.

En el concierto se le brindó un homenaje al profesor Argenis Rivera, uno de los fundadores del coro y director de esta agrupación por muchos años, quien agradeció el gesto ofrecido en el acto. Recordó Rivera que este coro es un hijo de la comunidad universitaria, que nació dentro de la Escuela de Música de la Universidad de Los Andes, bajo la administración del chileno Eduardo Mubarak, que vino hace muchos años a la ciudad de Mérida y formó a varios directores musicales como José Geraldo Arriechi, del Orfeón Universitario.

“Estoy contento por esta trayectoria de 30 años, porque hacer una obra no es difícil, la dificultad es que se mantenga en el tiempo. De la manera como lo ha efectuado es un indicio de una labor que ha producido un hecho educativo musical para la comunidad universitaria y los niños que han realizado su vida allí”.

De esta manera el Coro de Niños y Jóvenes de la Universidad de Los Andes también cierra su etapa de presentaciones oficiales en el 2015, culminando de la mejor forma con la celebración de sus 30 años de fundación.

José Ramón Dávila. CNP 10.692 / Prensa ULA