Del rojo(Psuv) al naranja(VP)

Por: Sergio Yépez Santiago…

Del Rojo PSUV y su actuar:

La transformación patológica de Venezuela por el paso del proyecto Socialista del Siglo XXI, nace en las características del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el cual,  en su configuración rojo por fuera y blanco por dentro, nos deja entrever dos grandes ambiciones históricas, el populismo y el poder.

Estas ambiciones, han sido combinadas de tal manera, que las viejas concepciones de la organización social, los valores y la propia estructura, han mutado en una suerte de sociedad tribal primitiva, que yo denomino “el reino de los pobres”, gente buscando detrás de la necesidad, el hambre y la carestía, en un territorio saqueado e improductivo.

El Gobierno del PSUV es el gobierno de la viveza, la sombra social, la “conchupancia”, la rabia, el resentimiento, la mutua alabanza, la alcahuetería, el compadrazgo, y la piratería, vestidos de caridad para los pobres, los invisibles, los excluidos y los hijos bastardos del capital.

Bajo el criterio de “el Estado garantizará el bienestar” el PSUV traduce el asunto:  a “proveer indefinidamente bienestar”, lo que actúa como “el Estado será la madre proveedora de todo”, lo que incluye, en la práctica pan, educación, salud, recreación, descanso y vivienda; dejando al trabajo en un segundo plano.

A esta Madre confabulada en Madre-Estado, “madre sobre alimentadora” que todo lo da, le corresponde el padre PDVSA, único sostén de hogar. Esta Madre- Estado, pide y pide; una necesidad trae la otra, el mal gobierno no se controla, el petróleo se desploma y la familia venezolana, sufre los embates de la pobreza.

A nivel institucional y dentro de los cambios estructurales que comentamos antes, se encuentra la sustitución de la moral republicana por la moral socialista, apareciendo el concepto de un Partido, un Estado, un gobierno, un activista, un funcionario, donde el funcionario público es miembro obediente del partido, fiel a sus líderes y entrenado en formas de conservación del poder, ya que su trabajo es mantener y consolidar el proyecto.

Razón simple para un fenómeno abominable, el de crear legalidad acomodaticia que brinde soporte a la injusticia social que promueve el partido. Como lo hicieran los nazis y sus leyes, los Sudafricanos, los Británicos, los chinos y todo el que impone leyes a su favor, como se imponen los impuestos.

Del Naranja VP y  su actuar:

Los de Naranja, los de Voluntad Popular, los VP, los de Leopoldo; estos sujetos venidos de las nuevas organizaciones sociales comunitarias (REDES), grupos “minoritarios” (GLBT, Universitarios, Clase Media organizada, Jóvenes Emprendedores)  y Organizaciones no gubernamentales locales arraigadas al territorio.

Estos neo-políticos parecen sujetos paridos por el espíritu de la época, esta época que obliga a asumir la pluralidad de ideas, la simultaneidad de espacios, la fractalidad y la organización de estructuras funcionales, que se apartan de los guetos ideológicos.

Nacidos en el año 2009, dentro del espíritu de la anti política, era donde también aparece el Chavismo, comparte – sin reconocerlo – con este último un profundo  rechazo por la política de la demagogia y el reinado del pacto de Punto Fijo o pacto de la Guanábana de adecos y copeyanos en el poder.

Estos anaranjados son jóvenes y no tan jóvenes cansados de los viejos partidos y del PSUV, de las viejas formas, y de la inoperancia de la estructura, por lo que procuran desarrollar  modelos de gestión social, que toman en cuenta las nuevas formas de vivir en sociedad, la diversidad de pensamiento, de actuación y de gobernabilidad. Por eso se autodefinen como Progresistas, Democráticos y Pluralistas.

Me aventuro a pensar que una definición arcaica como partido de izquierda o derecha les resulta inapropiado; pero quizás, insistiendo en la lógica de la etiqueta ideológica, les iría una de centro izquierda, aun cuando, en la retórica de la ignorancia que promueve el PSUV, estos insistan en que toda la MUD es igual y entonces VP es de derecha.

Lo cierto es que estos nuevos políticos centran su atención en proveer bienestar perdurable, en programas de autogestión, en procesos de desarrollo interno, en la doble relación transformadora de la estructura y el sujeto.

Esta nueva forma interconectada de gobierno y de gestión desde la complejidad deriva es un sistema con grandes bondades estratégicas y operativas, pero también dificultades a la hora de tomar decisiones, estos nuevos políticos son una suerte de programadores de soluciones “tecnosociales”, que viejos sindicalistas o políticos negociadores, en pos del poder.

Estos sujetos políticos con cuentas de Snapchat, convocatorias de Facebook, notificaciones de Twitter y reuniones de Skype representan la nueva “Realpolitik”, que día a día se va acrecentando por el desarrollo tecnológico, los recurrentes errores  e injusticias del PSUV y las múltiples incongruencias de la otra oposición.

Del Rojo PSUV al Naranja VP:

No es casualidad que este partido político con un movimiento de bases sociales y grupos organizados,  donde el escenario de contienda es la opinión pública y el voto, donde no hay negociaciones ocultas posibles; le resulte incómodo y peligroso a los miembros del PSUV y demás partidos expertos en la frase “todo por el poder”.

Siendo este Naranja VP un sujeto particular muy distinto al resto de la fauna política, es natural que el PSUV-Gob procure sacar del juego y poner presos a sus líderes,  con base en acusaciones sacadas del sombrero del mago.

La razón de la sinrazón para detener y penalizar a sus líderes, como: incitación a la violencia (para convocatorias de marchas y resistencia pacífica), traición a la patria (cuando se ejerce derecho en instancias internacionales) y por supuesto intento de golpe de Estado (cuando se dice abiertamente que se desea salir de este mal gobierno).

Como sabemos, nadie se defiende de aquello a lo que no le teme, y está claro, por las últimas movidas, que el PSUV-Gob le teme a las elecciones y al Twitter de Freddy Guevara, más que al discurso confrontador de otros actores de la MUD.

Psicología política

@sergioyepez