Día Mundial de los Océanos

Los océanos son vastas extensiones de agua salada que cubren una gran parte de la superficie terrestre. En su interior albergan una amplia diversidad de ecosistemas marinos con miles de especies animales y vegetales, siendo esenciales para mantener un equilibrio ecológico que beneficia a los seres humanos en su subsistencia. Estos inmensos cuerpos de agua desempeñan un papel fundamental en el sustento del planeta y son vitales para el ciclo natural de la vida. En ellos se producen fenómenos climáticos y otros eventos naturales que pueden tener un impacto negativo en algunas regiones habitadas del mundo, especialmente aquellas cercanas a las costas.

Es por ello que el océano es esencial para la vida en la Tierra, ya que cubre más del 70% del planeta y es la principal fuente de oxígeno, alberga una gran biodiversidad y proporciona proteínas a más de mil millones de personas. Además, desempeña un papel crucial en la economía global, con estimaciones que indican que para 2030 habrá alrededor de 40 millones de empleos relacionados con los océanos.

Sin embargo a pesar de todos los beneficios que nos dan los océanos, necesita más apoyo que nunca por parte de nosotros.

Es por eso que cada 8 de junio se conmemora el Día Mundial de los Océanos, una fecha designada por la ONU para destacar la relevancia de los océanos en nuestro planeta.

Como se mencionó, la relevancia de los océanos radica en ser la principal fuente de vida para todo lo que existe y se desplaza en la Tierra. No obstante, a lo largo del tiempo, el ser humano, en su constante afán de progresar en la búsqueda de nuevos avances, ha ocasionado un considerable daño a los mares y océanos. Cada año, miles de especies de plantas y animales se extinguen debido a la gran cantidad de desechos y agentes contaminantes que se depositan en las aguas marinas, y aunque algunos gobiernos han tomado medidas para solucionar el problema, estas no han sido suficientes para evitar la desaparición de importantes ecosistemas marinos que perecen por estas causas.

Los océanos desempeñan un papel fundamental en la regulación del clima global, ya que absorben grandes cantidades de dióxido de carbono, ayudando a mitigar el cambio climático. Además, son el hogar de una gran diversidad de especies marinas, muchas de las cuales son fundamentales para la cadena alimentaria y la biodiversidad en general.

Sin embargo, en la actualidad, la quema de combustibles fósiles ha tenido un impacto negativo en todo el planeta, provocando un aumento descontrolado de las temperaturas y un gran desequilibrio climático en los cinco continentes. Estos cambios bruscos y constantes representan una seria amenaza para el futuro de la humanidad. Según los estudios realizados por los científicos, en los últimos años se ha observado un aumento en el nivel del mar debido a los gases de efecto invernadero.

Lamentablemente con el 90% de las grandes especies marítimas de peces mermadas y el 50% de los arrecifes de coral destruidos, se está extrayendo más del océano de lo que se puede reponer. Es fundamental trabajar en conjunto para establecer un nuevo equilibrio en el que no agotemos todos los recursos que nos brinda, sino que restauremos su vitalidad y le devolvamos una nueva vida.

En la actualidad, más que nunca, es crucial que la humanidad despierte y tome acción para salvar nuestro planeta. Cada año, miles de especies mueren debido a la falta de conciencia del ser humano, cuya ambición desmedida ha causado un daño casi irreparable a los grandes ecosistemas y ha llevado a la extinción total de animales y plantas. Por este motivo, debemos participar de forma activa y consciente, ya sea de manera individual o colectiva, en la preservación del hábitat de los océanos y todo lo que ellos representan para la supervivencia de la humanidad y las futuras generaciones.

Es por ello que el tema del Día Mundial de los Océanos de este año 2024 es «Despertar nuevas profundidades», en el marco del Decenio de Ciencias Oceánicas de la ONU. Por lo tanto, es imperativo cambiar nuestra relación con los océanos con urgencia, ya que hasta ahora nuestros esfuerzos apenas han rozado la superficie.

Para impulsar un cambio generalizado a favor de los océanos, es necesario explorar nuevas profundidades en cuanto al cuidado de nuestro planeta.

Redacción C.C.

08-06-2024