Dirigentes estudiantiles de la Universidad de Los Andes (ULA) informaron de la aprobación de dos de las 4 propuestas presentadas al Consejo Universitario para lograr reivindicaciones estudiantiles y la autosustentabilidad de la universidad.

Las solicitudes entregadas al CU fueron: Solicitar un designado o enlace por parte de la Asamblea Nacional ante las universidades venezolanas; Solicitar financiamiento internacional a la Unesco u ONU para lograr becas, salarios y presupuesto para investigación (estas dos fueron aprobadas); La dolarización del presupuesto universitario ajustado a la realidad del país y las necesidades; Y por último, la aprobación -bajo autonomía- del aumento de las becas universitarias.

 “Algunos miembros del CU parecieran que se siguen prestando al juego del régimen al no contribuir con la aprobación de estas propuestas que benefician a todos los universitarios” comentó Ornella Gómez, presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU) de la ULA.

Estás propuestas, según expone la bachiller, van a construir las bases para una universidad autosustentable. En este sentido, los movimientos le exigen al CU que asuma una postura ante la situación que vive la casa de estudio. La presidente manifestó que la ULA tiene más de 100 días paralizada y las autoridades no han emitido ningún tipo de respuesta, “ha habido un abandono y desidia en los espacios universitarios”. 

Por su parte el bachiller Freddy Ríos, representante estudiantil ante la Dirección de Asuntos Estudiantiles, lamentó la decisión de no aprobar dos de las propuestas, y dijo que el Consejo Universitario no solicitó presupuesto para el 2020 en relación a las becas y ayuda a los estudiantes, “esto es una demostración más de que no se tiene una acción contundente”. 

Lesly Sánchez representante suplente de la Dirección de Cultura ULA, manifestó que el sector ve con preocupación este rechazo, aún más la no pretensión de entablar relaciones con el Gobierno Interino para poder trabajar, “se siguen arrodillando” ante el gobierno de Maduro, “la universidad no tiene porqué seguir rogando migajas a la dictadura. Nosotros no vamos a aceptar que personales del CU rechacen nuestras solicitudes. Seguiremos en las calles y la irreverencia se prenderá para que podamos salir de esta dictadura” concluyó. Redacción CC