El Big Ben Deportivo: «Autogol» a Qatar 2022 no ha ido, por merodear en Venezuela…

El Big Ben Deportivo: «Autogol» a Qatar 2022 no ha ido, por merodear en Venezuela…

                                                

Por Andrés E. Mora M…

Una vez completada la primera fecha de la fase de grupos de Qatar 2022 luego de escucharse el pitazo final del décimo sexto encuentro, el programado a las 3:00 pm del jueves 24-N, ese que correspondió al Brasil 2-0 Serbia, en el cual la «canarinha», ante el difícil escollo que significó la selección europea, sacó a relucir muchos de los atributos y argumentos futbolísticos que le han permitido ser considerada entre las grandes candidatas a alzarse con la copa de esta vigésima segunda edición, entendiendo el «scracht» que ya es tiempo de ponerle punto final a la sequía que se ha extendido por 20 años, uno de los más importantes animadores de Rusia 2018 – aunque, ciertamente, sea querido por muy pocos – «ha brillado por su ausencia», nos referimos a «Autogol», quien, ni por asomo, se le ha visto por los lados del pequeño emirato.

No sabríamos decirles si «Autogol» decidió no asistir a la máxima cita del fútbol mundial en protesta por la situación de minusvalía que en aquel país se encuentran los derechos de la mujer, la libertad de expresión, los derechos laborales de los migrantes, y la homosexualidad, esta última catalogada de ilegal y penada con la muerte, y o si, más bien, existe una medida de prohibición de entrada al país en su contra con la intención de evitar interaccione face to face con los miembros de la selección anfitriona, sobre todo conociendo lo que fue su influencia en el mundial pasado.

Recordemos que hace cuatro años, para el inicio de la segunda fecha, ya Marruecos, Australia, Nigeria y Polonia habían perforado sus propias redes, a las que se sumaron otras 7 selecciones, con los anfitriones haciéndolo por duplicado, para totalizar 12 al concluir Rusia 2018, un nuevo récord en los anales de las copas del mundo. De hecho, el croata Mario Mandzukic pasó a la historia por ser el primero en anotar en propia puerta en una final de un Mundial.

Todo hace presumir, entonces, que el impacto de «Autogol» en la enorme nación euroasiática fue de tal magnitud, que su impronta quedó grabada en el cerebro de quien se convirtió hace poco en el huésped eterno del Kremlin. De tal manera que Vladimir Putin – el desequilibrado presidente ruso y ahora criminal de guerra – pareciese haberse dejado seducir por las dimensiones de esa huella, optando por invadir Ucrania, exabrupto con el que «rompió su propia valla», al estar «saliendo con las tablas en la cabeza» en el conflicto armado con su vecino. Guerra que solo ha servido para demostrar la impericia de él, y sus asesores, en la toma de decisiones estratégicas en el ámbito militar, la falta de profesionalismo del ejército que dirige y la ineficiencia del armamento ruso, cuestión esta que ha golpeado la confianza y prestigio de la industria bélica que tantos ingresos le ha generado a esa nación.  

Sin embargo, Putin no es el primer jefe de gobierno, ni será el último, que se deja cautivar por «Autogol». En febrero 2004, el «padre de la pesadilla roja-rojita» – ya en manos de Fidel, sintiendo agradecimiento eterno por los favores recibidos – viajó a Guyana en visita oficial. En Georgetown, la capital de aquel pequeño país, el hombre declararía que “el Gobierno venezolano no será un obstáculo para cualquier proyecto a ser conducido en el Esequibo, y cuyo propósito sea beneficiar a los habitantes del área”, para luego agregar: “El asunto del Esequibo será eliminado del marco de las relaciones sociales, políticas y económicas de los dos países”. De esta manera demostraría su fidelidad con el barbudo de la Habana, alineándose con la posición cubana “que desde 1981 – cuando expresó que el reclamo venezolano era “expansionista” – reconoce como guyanés todo el territorio Esequibo”, tal y como señala Víctor Amaya, @victoramaya, en “El chavismo cambió fidelidad por Esequibo y ha llegado la factura”, trabajo publicado por el diario Tal Cual en junio 2020.

En agosto 2013, el actual usurpador, siguiendo el legado de su predecesor y mentor, expresaría en Georgetown, en visita oficial, “que el Acuerdo de Ginebra «fue entre el viejo imperio británico y un viejo gobierno de Acción Democrática en Venezuela” como parte de una campaña «de preparación psicológica, a través del desprecio, el racismo, para invadir Guyana»”, reseñaría Amaya en su mentado trabajo.

Años después de que con premeditación y alevosía – en un par de oportunidades y por diferentes protagonistas, como hemos visto – el régimen venezolano «marcara en propia puerta», en lo que sin duda conforman un hecho flagrante de traición a la patria, Delcy Eloina viajó a Países Bajos para, el 17-N, intervenir en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya y defender la titularidad histórica de Venezuela sobre el Esequibo y, además, solicitar se declarada inadmisible la demanda unilateral presentada por Guyana sobre ese territorio.

“En su intervención, la vicepresidenta Delcy Rodríguez afirmó que el Gobierno de Venezuela no reconoce la jurisprudencia de la corte internacional, pues ya existe el Acuerdo de Ginebra del año 1966”, reseñaría Prensa Mincyt (Ministerio de Ciencia y Tecnología), lo que contradice la postura de su jefe ocho años atrás y la del jefe de su jefe hace 18, evidenciando la «reculada» del régimen. Esperemos que la CIJ no le diga ¡«Tarde piaste, pajarito»!

Pero es que en nuestro hermoso país, «Autogol» se siente como en casa. De hecho, trabajo no le ha faltado. Recientemente, ha servido de coaching tanto a la Liga FUTVE, de ahí los casos de falsificación de firmas en Zamora FC que el periodista Klon Pérez denunció hace más de tres meses, como a Asdrúbal Cabrera, cuyo avance quedó demostrado con el golpe que a traición le propinó al dominicano Carlos Castro el pasado sábado, 16-N.

Ahora entendemos que «Autogol» a Qatar 2022 no ha ido, porque todavía se encuentra merodeando en Venezuela…

      Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo            

      aemora@gmail.com, @amoramarquez

      26-11-2022