El Big Ben Deportivo: Decisiones… Alguien pierde, alguien gana ¡Ave María!        

Por: Andrés E. Mora M…

La letra de las composiciones musicales de Rubén Blades, el icónico y polifacético cantautor panameño, son consideradas como «lecciones de vida» para la gran mayoría de los melómanos. «Decisiones», el surco inicial de «Buscando América», el primer álbum de la banda de Blades y «Seis del Solar» lanzado en 1984, es un buen ejemplo de eso. Su estribillo no es sino una apología de la cotidianidad:

Decisiones, cada día / Alguien pierde, alguien gana / Ave María!

Ese coro fue escuchado el pasado viernes 21F en el «Centro Deportivo Municipal de Gallur», día que bajó el telón la «Reunión internacional Villa de Madrid» con la disputa de las trece finales programadas. El «alguien gana», al que se refiere la citada rima, tuvo como protagonista indiscutible a Yulimar Rojas – la espigada caraqueña de 24 años que por 28 semanas ha encabezado el ranking de Salto Triple femenino de la IAAF – quien deslumbró al mundo, una vez más, con una espectacular ejecución de 15.43 m para superar la marca de 15.36 m, impuesta hace 16 años por la rusa Tatyana Ledeveba, e implantar un nuevo record mundial «indoor». Esta fue la séptima ocasión en que la criolla lograba un registro superior a los 15 m en los últimos 14 meses y el cuarto evento consecutivo en que lo consigue. Cadena que tiene al triunfo en el «IAAF World Championships», Doha-2019, como el eslabón más deslumbrante al hacerse de su cuarto título mundial luego de «volar» 15.37 m.

La superioridad manifiesta de Yulimar en los últimos tiempos – en la actualidad no hay atleta en su disciplina que sea más dominante que la nuestra en la suya – tiene mucho que ver, aparte de su portento físico, disciplina y constancia, con un trío de acertadas decisiones tomadas oportunamente.

La primera fue convencer a su entrenador, para ese entonces Jesús «tuqueque» Velásquez, de que le “permitiera probar el triple en una pequeña reunión, donde no habría nada en juego”. En su debut, el 26-04-2014 en Barquisimeto, saltó 13.57 m, igualando – «de buenas a primera» – el récord nacional que poseía Jennifer Arveláez desde el año 2000. Razón tenía, ¡el salto triple era lo suyo! La segunda fue contactar en 2015, vía Facebook, a Iván Pedroso para que la entrenara. ¡Y así fue! En la víspera de la Navidad de ese año, la jovencita arribaría a Guadalajara, España, para instalarse en el cuartel general del cubano, nueve veces campeón mundial y oro olímpico en Sídney 2000. Emblema del salto largo. La tercera fue fichar, en noviembre 2016, con el equipo de atletismo del FC Barcelona.

Si las decisiones acertadas conducen al éxito, las perversas conllevan al desprecio. De ahí que, desde el 22F, día del inicio de la «Liga de la Toronja» en los juegos de exhibición de las Grandes Ligas, el «alguien pierde» ha sido para los Astros, el equipo donde milita el venezolano José Altuve, envuelto en el escándalo de robar las señas de sus adversarios mediante el uso de la tecnología. La indignación causada por tamaña infamia dentro de la fanaticada de las mayores, quienes desde el mismo juego inaugural de la pretemporada han recibido a los de Houston con abucheos, pitas e insultos, nos hace recordar la segunda estrofa de «Decisiones». Esta relata la historia de una señora que le informa a su marido de las pretensiones de su vecino, casado también, de tener una aventura con ella. El esposo, ante la afrenta, acuerda con su mujer que invite al «Casanova», haciéndole ver que estará sola en casa. Pero siendo él quien lo espere. La estrofa finaliza, intimidando a cualquiera:   

Dentro en casa de la vecina está el marido / Indeciso sobre dónde dar primero

Con un bate de beisbol del extranjero / (a lo Tony Armas)

Y suena el timbre, ring-ring / (y no es el Gran Combo) / Comienza la segunda del noveno

Pero así como hay decisiones atinadas y desatinadas, hay otras que generan extrañeza. La Sala Constitucional del TSJ, cuya manera irresponsable de impartir justicia e interpretar el Estado de derecho, nos trae a la memoria el conductor ebrio para quien la tercera estrofa de «Decisiones» va dedicada:

El borracho está convencido que a él / El alcohol no le afecta los sentidos

Por el contrario / Que sus reflejos son mucho más claros / Y tiene más control

Por eso hunde el pie en el acelerador / Y sube el volumen de la radio

Para sentirse mejor (bien chevere) / Y cuando la luz cambiando a amarilla

Las ruedas del carro chillan / Y el tipo se cree un James Bond

          Decide la luz del semáforo comerse / Y no ve el truck aparecerse en la oscuridad         

Pito, choque y la pregunta / “Qué pasho?” / Pa’ la eternidad

Sorprendió al país, hace menos de 48 horas, suspendiendo la medida cautelar dictada en la decisión N° 0324 del 27-08-2019 que obligaba a la UCV a renovar sus autoridades rectorales en un plazo que vencía el 27F, con la sentencia N° 0047-2020. “Atendiendo al compromiso de las representaciones de la universidades nacionales de renovar democráticamente las autoridades universitarias cuyo período está largamente vencido”.

Veamos la decisión de los «magistrados exprés» como una tregua – un «respirito», pues – que le dan a las universidades nacionales. Pero no por ellas, sino por la pugna en las altas esferas del régimen. Recordemos que el usurpador «descabezó» de Pdvsa a una ficha del «hombre del mazo» y que éste, para mostrar su ascendencia en el mundo castrense, salió «autoentregándose» la réplica de la espada de Bolívar con Bernal como maestro de ceremonias.

…… mientras el coro suena…..

Decisiones, cada día / Alguien pierde, alguien gana / Ave María!

Prof. Titular jubilado ULA – Cronista deportivo        

     aemora@gmail.com, @amoramarquez