Gregorio Afonso, secretario de Asuntos Académicos de la Asociación de Profesores de la UCV, APUCV,  denunció  que las universidades no tienen presupuestos y que sus campus son vandalizados diariamente. Asimismo indicó que las casas de estudios presentan una alta deserción de profesores y estudiantil.

Calificó los salarios de los docentes como «miserables».

Acusó al Ministro Trómpiz de secuestrar las nóminas cuando su obligación es atender los problemas de las universidades, que a su juicio son muchos.

Lo que tiene que hacer el Ministro es parar este atentado a la autonomía universitaria porque el Gobierno no es el patrono de las universidades. Los patronos son las autoridades universitarias y los consejos universitarios», expresó.

En el documento quedó explícitamente expuesto que tanto los profesores como los trabajadores quieren las universidades abiertas, que los estudiantes culminen sus carreras y que el presupuesto y los salarios sean dignos.

El documento que se entregaría al titular del despacho de Educación Universitara fue recibido por Domiciano Graterol,  viceministro para el Vivir Bien Estudiantil y la Comunidad del Conocimiento, porque Trómpiz no apareció pese a las peticiones de los presentes.

19-03-2021