Hablemos de condominio: Vecinos enfrentados

Ya son más de 70 días de cuarentena y los habitantes de condominios comienzan a flexibilizar las normas. Vemos las canchas y áreas verdes llenas de niños y jóvenes tratando de pasar un rato de esparcimiento, adultos que hacen ejercicio o se reúnen a conversar, jugar dominó, arreglar el carro, sembrar un huerto, en fin, numerosas actividades que no son individuales y que implican acercamiento social. ¿pero cabe la pregunta, hasta qué punto esto es correcto?

El cansancio y el tiempo ya están afectado, demandando más espacio común. Se han presentado esta semana eventos en algunas residencias de Mérida, donde vecinos han llamado a los organismos de seguridad para que pongan orden ante tanta convivencia, en su mayoría sin medidas de seguridad preventiva.

¿A quién corresponde el orden y cumplimiento de las normas en los condominios?

En primer lugar, a todos los propietarios e inquilinos, todos conocemos cuales son las normas de bioseguridad emanadas desde la Organización Mundial de la Salud, y es nuestro deber respetarlas. Sin embargo, como sabemos que no todos cumplirán las normas, es la Junta de Condominio quien debe ejecutar acciones de control en el sentido del respeto a las mismas. ¿Cómo debe hacerlo? De una manera respetuosa, educativa y sin confrontación, porque todos son vecinos, comparten el mismo espacio, pagan la cuota de su condominio y tienen derecho al esparcimiento con prevención. La Junta debe ser empática y crear estrategias que beneficien a todos los residentes.

Una campaña educativa por las redes, avisos impresos colocados en las áreas comunes, invitando a cuidarse y cuidar a los demás es importante y más efectivo que los avisos informativos y de carácter represivo. Una Junta de condominio en contacto con su comunidad, que comprenda el hecho de lo difícil del encierro y que coordine horarios de salida para sus miembros, limitando el número de personas, así como el exigir las normas de bioseguridad, tiene más valor para la sana convivencia que la represión.

Denuncia de Vecinos

Hay vecinos que se molestan ante las salidas a las áreas comunes por parte de personas de su edificio, pero hay que aclarar que, tomando las previsiones emitidas por la OMS como el uso de tapabocas, distancia de mínima de un metro entre personas y evitar las aglomeraciones pueden hacerlo, porque están en su derecho, no se ha establecido un toque de queda.

Sin embargo, cuando la situación ya no es controlable y amerita llamar a la policía para el llamado de atención a los vecinos infractores, la Junta de Condominio o cualquier vecino puede hacer su denuncia, pues nos encontramos bajo un decreto de emergencia, pero siempre el primer canal es la mediación de forma respetuosa y explicando una vez más el porqué de la prevención.  

La presencia de la policía en tu residencia

Si algún vecino o la Junta de Condominio realizan alguna denuncia, los organismos de seguridad deben hacer acto de presencia siguiendo los protocolos establecidos en su organismo y las leyes de la Constitución de nuestra República, sin violencia y de manera cívica, especialmente considerando la presencia de niños y adolescentes. Además, algún miembro de la Junta de Condominio debe hacerse presente al momento de la llegada de los cuerpos de seguridad y velar por que los derechos de todos los vecinos y menores sean respetados. El hecho de estar bajo un decreto de emergencia no significa que se genere violencia, maltrato, abusos de autoridad, violación de derechos humanos, ni procesos innecesarios entre las partes enfrentadas.  

Hay que recordar que el objetivo común es la prevención y cuidarnos todos.   El asunto es de que manera lo estamos haciendo. Cada vecino debe colaborar y ser responsable por su familia. Además, aplicar el entendimiento, empatía y estrategia las tres E que deben guiar a una buena Junta de Condominio, porque se trata de que todos somos un equipo.

Feliz inicio de mes

Danitza Suárez Salas

elkminteligente@gmail.com