INTT Mérida: No está autorizado el aumento de las tarifas del transporte público

Ante el aumento del pasaje urbano en Mérida, el Concejo Municipal, el Instituto Nacional de Transporte Terrestre y Fontur manifiestan su rechazó y hacen el llamado a la comunidad merideña a cancelar 3500 bolívares el pasaje, como está estipulado en Gaceta Oficial.

William Romero director regional del Instituto Nacional de Transporte Terrestre (INTT) enfatizó que el nuevo aumento “no está autorizado” desde Caracas, por el Ministerio del Poder Popular Para el Transporte. “El servicio de transporte urbano la competencia la tiene la municipalidad, los alcaldes, tiene que ir al consenso a la mesa de movilidad para ser establecida la tarifa como tal”.

Romero manifestó que las declaraciones emitidas por el representante de la Alcaldía del Municipio Libertador en horas de la mañana de este 2 de julio no son ciertas, el Gobierno le ha exhortado a las municipalidades las tarifas, “es completamente falso lo que dijo, la materia del transporte urbano la competencia la tienen los municipios, quién tiene la última palabra en este caso es el Jefe de la mesa de movilidad el Concejal Leonel Matos que es el de Servicios Públicos de la Cámara Municipal, instituciones como el INTT, Fontur, Órgano Superior del Transporte”.

“En ningún momento los transportistas se han reunido con nosotros y mucho menos con el Protectorado, La ODDI, ni la Mesa de Movilidad, ninguna institución que tiene competencia en el transporte está autorizando el aumento del pasaje”.

El Concejal Leonel Matos, presidente de la Cámara Municipal del Estado explicó que desde hace meses se ha realizado una “mesa de movilidad” con el sector transporte en donde se han establecido acuerdos. “Nuevamente el Sindicato de Transporte patea la mesa de movilidad al generar un aumento de pasaje”. Matos dijo que una de las sanciones que desde el Protectorado se podría manejar de no acatar los transportistas las tarifas oficiales, es no surtirles de combustible al sector.

“No nos vamos a dejar chantajear por los transportistas, tienen que cumplir los lineamientos que para eso tenemos una ordenanza municipal”. Una de las propuestas que se ha ofrecido por parte de los concejales es hacer unas consultas en las comunidades merideñas en donde se discuta el precio del pasaje urbano, para que beneficie a ambas partes.

El monto para el pasaje debe estar ajustado según la ruta, la distancia y el poder adquisitivo del merideño, especificó Matos quien también comentó que durante el tiempo del subsidio del combustible para el sector se evaluarían los métodos de pago, si eran directamente por el usuario o si es por Biopago, por lo que este nuevo ajuste del precio es considerado arbitrario.

Por otro lado, ante las medidas Anti Covid-19 Romero recordó que las rutas interurbanas están suspendidas, esto mismo sucede con las sub-urbanas después de 70 km no pueden prestar el servicio. Redacción CC