La nueva variante ómicron del coronavirus ya tiene presencia en 38 países, pero delta continúa siendo la dominante.

Así lo informó este viernes Maria Van Kerkhove, la epidemióloga encargada de la gestión de la pandemia de la OMS, durante una sesión informativa dedicada a la situación sanitaria en el mundo. 

«Observamos que se detecta un número creciente de [infectados con] ómicron, tenemos informes de ómicron en 38 países de las seis regiones», señaló la funcionaria.

«Hay indicios de que la nueva variante tenga una mayor transmisibilidad, lo que debemos comprender es si es más o menos transmisible en comparación con delta», sostuvo Van Kerkhove además de subrayar que la variante delta sigue siendo la dominante en todo el mundo.

Con anterioridad en la misma jornada, el portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier, dijo que todavía no se han registrado muertes a causa de la variante ómicron del coronavirus. 

Sin embargo, a su juicio «es muy recomendable que los fabricantes de vacunas ya comiencen a planificar con anticipación la probabilidad de tener que ajustar la vacuna existente», declaró. 

«Es mejor no esperar hasta que suene la campana de alarma final», subrayó Lindmeier.

Con información RT