PJ-Mérida: Es necesario un cambio político que permita al la presidencia encargada asumir funciones de emergencia

Primero Justicia Mérida, hoy 23 de Marzo del 2020, en reunión virtual usando las herramientas que nos brinda la tecnología, dada la necesidad de cumplir la cuarentena como único medio preventivo que tenemos los venezolanos frente al COVID-19, y con el fin de dar cumplimiento a nuestras funciones de velar por una sociedad de oportunidades y el bienestar de todo los venezolanos, después de analizar lo ocurrido la primera semana de cuarentena; expresamos: la necesidad inmediata de producir un cambio político, cambio que permita a la presidencia encargada asumir las funciones de un gobierno de emergencia, que pueda encarar con responsabilidad e instrumentos, la grave situación venezolana, que cada día se agudiza, en la medida que transcurre las semanas, producto de las acciones irresponsables del régimen en el manejo de esta emergencia, incrementando así la posibilidad de una tragedia en nuestra nación.

Aún cuando el régimen muestra a los venezolanos que tiene controlada la situación, nada está más lejos de la verdad, la dictadura al igual que su homóloga China, ocultan las cifras reales de contagiados y sospechosos. Días atrás vimos cómo celebraban con bombos y platillos la llegada de los kits de diagnóstico provenientes de China, y ayer observamos al usurpador hacer referencia de la carencia de estos kits por culpa de los Estados Unidos; una vez más la retórica de mentiras con las que el régimen pretende manejar esta epidemia.

Si no hay un diagnóstico certero, no hay posibilidades de aislar a los portadores y contener los niveles de contagio, las organizaciones internacionales están alarmadas por como viene desarrollándose el virus en Venezuela. Luego de una semana de cuarentena, y de algunos anuncios que el régimen a dictado en materia económica, vemos como el colapso de la sociedad es inminente, nuestra población se encuentra sin los recursos suficientes como encarar una cuarentena, la falta de electricidad y agua potable hace imposible mantener las condiciones de higiene necesarias para evitar el contagio.

Se ha comenzado a agotar el gas doméstico de las diferentes residencias, y los particulares, junto a los cortes de electricidad, dificulta a los habitantes de nuestro estado poder cocinar sus alimentos, lo más grave en nuestro país después de ser un exportador de gasolina en los años 90, hoy está sin una gota de combustible que pueda movilizar todos los insumos necesarios, alimentación y medicinas.

El régimen anuncia la suspensión de cobro de telecomunicaciones alquileres y servicios, pero no suspende el cobro de impuestos doble moral que destroza aún más nuestra economía. Anuncia que pagará las nóminas las pequeñas y medianas empresas, con un salario de miseria de 450 mil bolívares, que sólo alcanza para una mantequilla y un paquete de harina de maíz, ¿podrá vivir un venezolano con eso? ¡No! Eso sólo le permite a una familia comer un dia, y el resto de la cuarentena, ¿cómo come? El régimen sigue enfocándose en las bolsas de comida como la salvación, cuando es bien sabido por todos que las arcas públicas están vacías; producto de saqueo que el régimen hizo durante 21 años, lo que imposibilita el suministro de estas bolsas a la población (doble moral).

El régimen va al FMI a solicitar un préstamo cuyo monto sabemos que existe en las arcas personales de los testaferros bolivarianos, y además que tenemos plena conciencia que el dinero que el régimen solicite, pues, jamás llegará a ningún venezolano como no llegó en Vargas en la tragedia del deslave y como no ha llegado en estos 21 años. El régimen no va tomar decisiones acertadas en favor del pueblo venezolano, puesto que, los recursos que obtengan los utilizarán para satisfacer un solo fin: mantenerse en el poder. Son criminales, corruptos e incapaces. No tienen ideología y su política es la extorsión.

Por está razón, urge un cambio político, que permita a la presidencia encargada y a un Gobierno de emergencia, poder tomar acciones coordinadas para afrontar esta epidemia que permita que las organizaciones internacionales ingresen y manejen la ayuda humanitaria, y que le dé la posibilidad a los venezolanos de vencer al virus COVID -19./Primero Justicia Mérida