Prof. ULA Maria Odreman: Se necesitan reactivos, consumibles y equipos de protección individual para pruebas de COVID-19

En Venezuela los centros centinelas del Coronavirus envían las pruebas, bajo un protocolo de bioseguridad, al Instituto Nacional de Higiene en Caracas, en donde realizan todas las pruebas para confirmar casos del COVID-19.

Solamente el traslado dura entre dos y tres días, al llegar al Instituto, ente rector del país, procesan dichas muestras y envían el resultado a cada centro centinela, lo que tarda en algunos casos hasta 5 días.

Ante este contratiempo, el Laboratorio de Biología Molecular, adscrito a la Unidad de  Diagnóstico de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Microbiología y Parasitología, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Los Andes, realizará próximamente las pruebas para la confirmación de los casos de Coronavirus en la entidad.

Este laboratorio cuenta con un equipo altamente capacitado para hacer las pruebas,  según lo informó la coordinadora del Laboratorio de Biología Molecular – ULA, prof. María Inés Odreman, en el programa “La Ciudad en La Radio”, del periodista Leo León.

Niveles de contención biológica

Para poder operar en este caso, es necesario asegurar los niveles de contención de este agente infeccioso, que según la Organización Mundial de la Salud es un nivel P3 de bioseguridad.

“Para poder manejar el tipo de muestra, se necesita trabajar bajo las premisas de una campana de flujo laminar, que ya la tenemos operativa en las instalaciones” explicó la profesora.

En un trabajo conjunto entre la Facultad de Medicina, el Departamento de Ingeniería y Mantenimiento y el Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula); se logró la instalación de autoclaves que garantiza hacer la faena de descarte en el sitio del material infeccioso. Así como también hacer toda la instalación de las tuberías.

En este sentido, la profesora Odreman informó que aún se necesitan reactivos, consumibles y equipos de protección individual, fundamentales para realizar el diagnóstico de este Coronavirus. “Nos informaron que este equipo estarían arribando a la ciudad el próximo viernes o sábado, esperamos que incluyan los Kits de prueba, así como los materiales de laboratorio, que por ahora la universidad no tiene la disponibilidad de estos insumos”.

Es importante tener en cuenta la dotación de los equipos o trajes especiales de contención, que garantizan la protección de quien maneja este tipo de muestras.

 “Según lo que me informan las autoridades del Estado, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en reuniones previas; precisó que ellos pudieran equipar el laboratorio con los Kits y los consumibles”, dijo la coordinadora en el programa radial.

Procedimiento para la obtención de muestra

La muestra que se requiere para la confirmación del COVID-19, es una muestra  de hisopado nasofaríngeo, en un medio de transporte viral, la misma debe ser tomada por los clínicos, en este caso en el Iahula; si van a ser tomadas fuera de los centros centinelas deben tener la autorización de Epidemiología.

Esta muestra será recogida en un tubo similar a un tubo de ensayo, que a su vez será ingresado en un contenedor, trasladado a Epidemiología en el hospital y acto seguido enviado en una ambulancia, el vehículo de contención; al Laboratorio de Biología Molecular.

Luego que llegue al Laboratorio existe un primer nivel de bioseguridad, en donde se extrae parte de esa muestra, unos escasos mililitros; luego comienza la extracción del ARN viral, ese proceso tiene una duración de 45 minutos.  Una vez que tenemos el genoma del virus pasa a otro nivel de seguridad, este consiste en introducirlo en una campana de flujo laminar y preparar a su vez, en otra cabina de seguridad, la mezcla de reactivos de la prueba, para finalmente en un tercer nivel de bioseguridad, colocarlo dentro de un equipo que se conoce como termociclador en tiempo real; el resultado se puede apreciar directamente en el computador. Al cabo de una hora se puede tener el resultado del paciente.

“Seguimos el protocolo que indica la Organización Mundial de la Salud. Tenemos contacto con el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, por esto, todos los días estamos en continuas formación sobre este tema” dijo la ulandina.

Contratiempos

En el Departamento de Microbiología no se cuenta con todos los equipos del mismo, pues muchos están en el Ambulatorio Venezuela, que compete al Laboratorio de Salud Pública.

En este sentido, Odreman hizo un llamado a las autoridades de la Corporación de Salud, para que permitan finalizar el traslado de los equipos que necesitamos en el departamento. “Requerimos de una cabina de seguridad que aún permanece en las instalaciones del Ambulatorio Venezuela”.

Con respecto a los problemas continuos con los servicios públicos, la profesora ulandina indicó que desde el pasado 18 de marzo se está en conversación con la Dr. Indira Briceño y la Dra. Jueida Azkoul directoras del Hospital Universitario, que son enlaces con el protector de pueblo Jehyson Guzmán, Dr. Ramón Nieves, primera autoridad de salud en Mérida, así como el gobernador del Estado Ramón Guevara; para hacer la solicitud de una planta eléctrica, fundamental para el trabajo, ante los cortes eléctricos continuos en la entidad andina.

“Necesitamos la planta eléctrica y el constante fluido de agua, por la faena de eliminación del material infeccioso. Son las dos peticiones que hicimos ayer y esperamos respuestas positivas”, informó Odreman. Por: Valeria Castro, practicante Unica.