jueves, julio 18, 2024

Reinaugurado Laboratorio de Producción Animal de la ULA

Fue reinaugurado recientemente el Laboratorio de Producción Animal de la ULA, en la hacienda Santa Rosa de la Hechicera, el cual se rehabilitó casi en su totalidad como parte de un programa de reacondicionamiento de planta física que lleva adelante el profesor Manuel Aranguren Rincón, Vicerrector Administrativo, a través de la dirección de Ingeniería y Mantenimiento de esta casa de estudio.

Enfatizóel profesor Aranguren que seguirán trabajando por una buena y mejor Universidad, “en un 60% por cientoaproximadamente fueron reconstruidos estos espacios, así como se está haciendo en el Núcleo Universitario “Rafael Rangel” en Trujillo, en la extensión de Medicina en Valera, en las residencias femeninas con el techadode la cancha, también en la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales y en toda la Universidad de Los Andes”.

Continuó diciendo, “si logramos unir a la Universidad yo creo que hemos cumplido con nuestro compromiso. Yo comparto la felicidad que tienen todos los que trabajan aquí en el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, y ojalá que antes de irnos de la institución, podamos tener listas las demás dependencias. Entre todos, las dependencias del Administrativo, mis directores, todos hemos hecho un equipo de trabajo, abocándonos a realizar las distintas obras y humildemente hemos sido exitosos”.

Destacó que están reconstruyendo la Universidad, de la mano de Fomento, de Ingeniería y Mantenimiento, y de las diversas direcciones del Vicerrectorado Administrativo. “Agradezco a todas el esfuerzo que hemos tenido en conjunto, porque nosotros somos un equipo y cuando vemos que el Laboratorio de Producción Animal del Instituto de Investigaciones Agropecuarias ha quedado tan bonito, pues estamos seguros que ahora sí se podrá trabajar en condiciones dignas, donde la producción y la eficiencia aumentarían notablemente”.

Vamos a seguir trabajando por tener una universidad mucho mejor al lado de profesores, empleados, obreros y estudiantes y que podamos decirle a la generación de relevo que siga construyendo y reconstruyendo, porque esta casa de estudios de 229 años y su personal se merecen todo lo mejor del mundo, por eso estamos avanzando de esta forma y seguiremos trabajando por una buena y mejor universidad, apuntó el Vicerrector.
Solución al problema de planta física

Por su parte, el profesor José Zuniaga, director del Instituto de Investigaciones Agropecuarias de la ULA, destacó que están muy satisfechos por haberse logrado la rehabilitación de este laboratorio, el cual se encontraba en un estado de considerable deterioro donde era casi imposible trabajar en sus instalaciones. “Su situación de abandono se prestaba para que los amigos de lo ajeno se metieran constantemente, ya que no había ningún tipo de seguridad. La iluminación era muy deficiente, el techo estaba muy dañado por donde se metía el agua en épocas de lluvia, los baños no funcionaban, pues, era un espacio inadecuado para que la labor de docencia, investigación y extensión pudiese desarrollarse con normalidad”.

Desde hacía muchos años, los trabajadores adscritos a este instituto,dijo, exigían el reacondicionamiento de esta importante sede, sin embargo, hubo la buena voluntad y constancia del Vicerrector Administrativo y su equipo, quienes tomaron la iniciativa de darle solución a este problema de planta física que padecían los universitarios.

La ULA tiene sede digna

El ingeniero Omar Ruiz, director de Ingeniería y Mantenimiento de la ULA, declaró que aquí una vez más se ratifica lo que es el compromiso del Vicerrectorado Administrativo,a través de nuestra dirección de mantenimiento, de atender la academia. “Este es un laboratorio donde se hace investigación y docencia de pre y postgrado, el cual estaba en condiciones realmente deplorables, contra la propia dignidad de los profesionales, técnicos y trabajadores que en este recinto se desempeñan”.

El profesor Manuel Aranguren y su gestión se ha diferenciado en el sentido de atender los espacios donde se hace academia, es decir, laboratorios, aulas de clases, auditorios, entre otras instalaciones. Esa área estaba muy abandonada, la universidad venía remodelando muchas oficinas administrativas y se había olvidado de la parte académica, donde conviven profesores y estudiantes en la búsqueda del conocimiento, afirmó.
Es por ello que nos sentimos muy satisfechos que un Centro de Investigación, adscrito a la Facultad de Ciencias Forestales y Ambientales de la ULA, hoy en día tenga una sede digna donde la estadía y el desarrollo de sus actividades sea armoniosa en lo relativo a la investigación que es la misión última de la Universidad.

Prensa Vicerrectorado Administrativo-Rubén Darío Fernández CNP: 6032