“Santa Sofía pertenece a la humanidad y no solamente a Turquía, a pesar de estar en Estambul”

Santa Sofía tiene un enorme significado como símbolo religioso y político.

“Lo que me molesta actualmente de Turquía es su obsesión con el Imperio Otomano”.

Son palabras el escritor turco Nedim Gürsel, autor de decenas de obras que han sido traducidas en varios idiomas.

Una de ellas es “La novela del conquistador”, que recuenta cómo Constantinopla cayó ante los turcos, un hecho histórico que el autor lamenta que en su país se celebre cada año “por todo lo alto”.

Pero mucho antes de la publicación de esta novela, en el año 1980, sus libros serían prohibidos en Turquía y un golpe de Estado encabezado por el general Kenan Evren, exjefe del Estado Mayor del Ejército turco, lo obligaría a abandonar su tierra natal y exiliarse en Francia.

Actualmente el escritor comparte su vida entre París y Estambul, y asegura que le entristece el rumbo que está tomando su país de origen.

Turquía sigue un mal camino y se dirige cada vez más hacia el autoritarismo”, juzga Gürsel en una conversación telefónica que contesta desde Estambul, el centro económico y cultural de Turquía.

Es una ciudad que desde hace semanas ha estado llenando las primeras planas de los periódicos en todo el mundo, desde que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciara el 10 de julio la reconversión de Santa Sofía -que desde hace décadas ha sido uno de los museos más icónicos de Estambul- en una mezquita.

La decisión fue celebrada por una mayoría musulmana en la nación euroasiática, pero condenada en el extranjero.

Image captionSanta Sofía es quizá la construcción más emblemática de Estambul.

Lo que sigue es un resumen de la conversación que BBC Mundo mantuvo con Nedim Gürsel, en la que el escritor turco habla del futuro de su país, pero también de lo que hay detrás de esta controvertida decisión y por qué le preocupa.

¿Qué simboliza Santa Sofía para Turquía y para el resto del mundo?

Santa Sofía no es cualquier monumento. Como has dicho, es sobre todo un símbolo de la historia de la ciudad de Estambul.

Ya estaba allí cuando existía Bizancio. Luego, después de la conquista -desde hace más de cinco siglos- los turcos se apoderaron de esa ciudad y de Santa Sofía .

Fue transformada en mezquita en 1453 bajo las órdenes de Mehmed II, a quien llamamos el conquistador, de quien hablo bastante en mi libro “La novela del conquistador”.

Pero fue bajo toda esa continuidad que la Turquía republicana kemalista (desarrollada por el líder Mustafa Kemal Atatürk) convirtió el monumento en un museo.

Desde 1934 Santa Sofía es un museo. Evidentemente su reapertura al culto representa un problema para el secularismo y para lo que encarna Santa Sofía como símbolo para la humanidad.

¿Qué mensaje envía Erdogan cuando decide transformar un museo catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en una mezquita?

Hace apenas un año, el presidente Erdogan dijo en un discurso que había que dejar Santa Sofía tal y como estaba, porque había llamados a que fuera abierta al culto.

Leer más: 

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-53518128