domingo, julio 14, 2024

José María Andérez: “Consejo Universitario debería haber sesionado”

Este lunes la Universidad de Los Andes amaneció con los accesos a sus distintas facultades cerrados, actividad que aparentemente fue gestionada por un grupo del personal que se conocía como eventual, quienes pertenecen al segundo grupo y que venía siendo pagado a través de la OPSU hasta el mes de diciembre del año pasado. Esta situación ha generado malestar en la comunidad universitaria, ya que no es la ULA quien tiene esa deuda con estos trabajadores, sino la OPSU a través de una nómina paralela.

La universidad el año pasado hizo un sacrificio e incorporó en el presupuesto del año 2013 a 750 personas que pertenecían al primer grupo de este personal eventual, quienes ahora están trabajando y cobrando con total normalidad. “Entiendo perfectamente la situación que están viviendo las familias de estas personas, las cuales deben ser alrededor de 650 trabajadores, quienes tienen ya 5 meses sin cobrar. Hay que ponerse en sus zapatos para entender qué situación deben estar viviendo, pero creo que la lucha está orientada de manera inadecuada, ya que, en primer lugar, se protesta contra la ULA y la institución no tiene ninguna responsabilidad al respecto, en segundo lugar se hace invisible la protesta, porque con las facultades cerradas nadie se enterará de la situación, solo se podrían generar rumores y notas de prensa, además de dejar en la incertidumbre a más de 45 mil estudiantes, por lo que la protesta debería trasladarse ya sea al Ministerio de Educación Universitaria, la OPSU o al Soula”, indicó José María Andérez, secretario de la ULA.

También informó el profesor Andérez, que la sesión del Consejo Universitario se suspendió en contra de su opinión, pues, según su parecer, se debería haber sesionado, pero una mayoría importante, en una consulta hecha por el Rector, votó de manera contraria, lo cual no contribuye a resolver el problema de los eventuales, ni de la universidad. “Mi voto fue negativo, creo que hemos debido sesionar, ya que estos problemas de incumplimiento de la OPSU y del CNU – el cual no se reúne desde el mes de enero – hace que los trabajadores universitarios sientan la inclemencia de esos organismos. No es posible que porque no se reúna el CNU, por ejemplo; 92 trabajadores y sus familias, que pertenecen a la Corporación Parque Tecnológico de Mérida y que están cumpliendo con su trabajo, también tengan 5 meses sin cobrar. Esto es aún más grave, porque además de la responsabilidad que tiene el CNU, quien es quien debe dar la autorización para el traslado de las partidas 407 a la 401 y poder empezar a pagar los sueldos y salarios, el capricho de algunos miembros de la comunidad universitaria y del Consejo, hizo que no se pudiera aplicar lo que estaba aprobado por éste, que era el convenio único de cooperación entre la ULA y el Parque Tecnológico. De haberse tomado en cuenta la propuesta que se hizo en el Consejo de seguir trabajando con este convenio único hasta tanto la OPSU llevara al CNU y se aprobara el traslado de la partida, todos estos trabajadores de la corporación estarían cobrando sus sueldos y salarios y, una vez  aprobado el traslado de partidas se hacía un corte para, a partir de ahí hacer el decreto correspondiente”, resaltó el profesor Andérez.

De haber sesionado el Consejo, se habría podido conocer la situación de este personal, el cual se consideró eventual el año pasado pero además se hubiera podido elevar una carta al ministro y a la OPSU para solidarizarse con estos trabajadores. Las autoridades universitarias esperan que se realice pronto una reunión del CNU, así como que la OPSU envíe una correspondencia a la ULA en la que se indique que los recursos recurrentes para el pago de este personal están listos.

“De manera inmediata, si se tiene obligación con estos trabajadores derivada por la OPSU, se les debe pagar ya; que se envíe la carta compromiso para regularizar su situación estableciendo que son recursos recurrentes, para que el año que viene sean parte del personal universitario y, por último, se haga un CNU, en el que se apruebe el traslado de partidas, el cual esté pre aprobado en un informe técnico y podamos regularizar la situación de los trabajadores de la Corporación Parque Tecnológico de Mérida”, dijo finalmente el profesor Andérez.

Golfredo Lobo / Prensa ULA / CNP 14.293